Liberación para ellas; Despedidas de Casadas!


La tristeza que parecía empañar a los divorcios y las separaciones han quedado atrás desde que tanto los hombres como las mujeres han cambiado su parecer ante esta situación. En muchas ocasiones parece ser un momento de liberación y felicidad que antes no lo era, y por lo tanto han comenzado a festejar este nuevo estado, como en algún momento lo habían hecho antes de casarse.
Por eso es que las fiestas de despedidas de casadas han hecho furor entre las mujeres que aprovechan ese día, para cerrar la última puerta que las ataba a su pasado. Si bien ahora hay un montón de empresas que se dedican a organizarlas, son ellos quienes aseguran que al comienzo eran las mismas mujeres separadas y sus amigas, las que proponían este tipo de fiestas.
Este tipo de celebraciones en verdad, tiene su origen en el viejo continente, pero rapidamente e distribuyó por Estados Unidos y de allí a todas partes del mundo. Es verdad que la creciente cantidad de divorcios hizo que se trate de un negocio rentable para quienes la organizan, y una tranquilidad para quienes quieren disfrutarlas sin encargarse de todos los detalles previos.
De todas maneras, sigue habiendo una constante en la opción de la temática del festejo, ya que muchas veces se realizan en restaurantes temáticos, en bares y boliches, y no suele faltar el show erótico que hace que las mujeres deliren de felicidad.
En contacto con la empresa que las organiza, puede estar la propia damnificada por las circunstancias, como así también las amigas, que suelen usar este momento como símbolo de apoyo, y más aún si la divorciada o separada no se encuentra del todo bien. Es un buen momento para comenzar o recomenzar a divertirse y dejar atrás un proceso de crisis. Un nuevo estado civil genera cambio, y todo cambio genera crisis, por lo tanto hay que tratar de pasarlo de la mejor forma posible y recibir con alegría una nueva etapa, que se considera, siempre es para mejor.
Lo más extraño es que quienes organizan este tipo de eventos, reconocen que en la actualidad se suelen hacer más fiestas de este tipo que despedidas de solteras y que las mujeres en este estado suelen ser más festivas y osadas de lo que eran antes de casarse. Es que en este caso no deben fidelidad, ni cuidados a alguien que se convertirá en parte de su vida. Todo lo contrario, festejan la soledad y sólo se deben felicidad a sí mismas.
No todos los divorcios deben ser motivos de festejos, porque pueden darse en malos términos, o con mucho dolor de por medio. Pero para quienes se sientan mejor, o quieran celebrar sin culpas una nueva etapa de la vida es una de las ocasiones más oportunidad para organizar o dejar que organicen una fiesta de este tipo.

Vía